Y entonces…

Y entonces…

Y entonces, un día, sin más, dejé de escribirle WhatsApp y pasé a escribirle en mis novelas sin publicar.

Y ni se inmutó.

Y pasó el tiempo en silencio, discreto como solo él sabe pasar.

Y entonces, un día, sin más, dejé de usarla como fuente de expiración.

Y la fuente se secó.

Y ella ni se inmutó.

Y a ella no le importó.

Y entonces, un día, sin más, a mí tampoco.

Y no me costó decirle ADIÓS.

·

© Sara Levesque 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.