Secuestrada

Secuestrada

––Descansa.

Esa soy yo. Quería decirle «duerme un poco, preciosa. Mañana estaré en tu ciudad para darte una sorpresa y que podamos sonreír a los días calurosos, aunque acabemos empapadas, de sudor o de lo que corresponda. Quiero aprovechar tus ratos libres para seguir conociéndonos y comprobar si sí que te gusto tanto como afirmas, porque tengo tanto miedo a que pueda salir bien que me vuelvo insegura. Quiero comprobar si eres capaz de darle la vuelta a tu vida por vivir los sentimientos encontrados que has descubierto conmigo. Regresar al hostal de tu mano y abrazarte en el ascensor que nos lleve al séptimo cielo, aunque suene a tópico. Desayunar a las cuatro de la tarde y después abrirte las piernas y enterrar mi hocico en tu jardín para plantar mis besos en tus fluidos y que den sus frutos. Y luego abrazarte cucharita hasta que te durmieras. Que te despertaras sin previo aviso buscándome, casi alarmada, y yo te dijera en un suave susurro “estoy aquí contigo, no tengas miedo”.

Duerme tranquila, cielo mío; aunque te abrace por los michelines que tanto te avergüenzan y no te suelte, no te voy a agobiar, pero tampoco te voy a abandonar, salvo que tú decidas que me aleje de ti. Así que descansa. Mientras siga a tu lado, las pesadillas no podrán hacerte ningún daño». Y sellar aquel momento con un beso en su frente de esos que son tan infravalorados.

No me importaba desaprovechar los pocos momentos en que podíamos estar a solas pasándolos junto a su familia, ni aceptando planes espontáneos sin que pidiese mi opinión. No me importaba, lo juro, siempre y cuando ella mantuviera su palabra y siguiera aceptando mis carantoñas descaradas o a escondidas.

Y como soy cobarde y un poco gilipollas –perdón por la expresión, pero es así–, me guardé todas esas emociones para llorarlas sobre el papel a hurtadillas y solo le dije un escueto, frío o trisilábico «descansa».

Descubrí, demasiado tarde, que pagábamos al mismo taller para la bola de cristal.

© Sara Levesque 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.