Directamente desde el infierno

Directamente desde el infierno

Hola querida:

Soy Duda. ¡Cuánto tiempo sin dejarte dormir! Vengo a visitarte de madrugada, es la hora en que más te logro confundir.

¿Cómo va tu energía? No soporto verte preocupada… sin mí. ¿Quieres hablarme del dolor cuando te ignoran y te sientes olvidada como si fueras porquería? ¿De notar tu corazón gritando mustio durante toda la velada armando una jauría? ¿De irte a descansar sin una palabra de cariño y alegría para que tu alma no se acueste congelada y de soledad herida?

He venido a ver tu corazón sangrar. Tus letras dolidas me logran excitar. Me quedaré observándote desde este infierno tan peculiar. Estás más atractiva con ojeras tan profundas como las preguntas que no te atreves a recitar.

Que descanses.

Felices pesadillas.

© Sara Levesque 2021

2 pensamientos en “Directamente desde el infierno

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.