Camino de quererme

Camino de quererme

Me acordé de cuando realicé parte del Camino de Santiago.

Lo que más me llamó la atención fue el toparme con un montón de personas transitándolo a todo correr. Incluso me crucé con una pareja de, más o menos, mi misma edad que parecían salidos de un anuncio de bebidas isotónicas. Me contemplaron con cara de superioridad, riéndose porque iba medio encorvada y con un aspecto no muy decente, que digamos. Resoplaba como un búfalo y ellos parecían dos musculosas manzanas.

Lógico; yo cargaba a la espalda mis quince kilos de supervivencia y ellos solo porteaban un camelbak. Así yo también podía conservar mi buen aspecto e ir a un ritmo más rápido. Pero entonces, bajo mi punto de vista, el Camino de Santiago perdía toda su magia. Lo bonito era descubrir la filosofía que encerraba el propio Camino. Reencontrarte contigo mismo a cada paso que dabas, a cada tropiezo que te traicionaba, a cada respiro que te tomabas.

No tenía nada en contra de la gente que lo hacía corriendo o en bici; pero sí estaba muy en contra de los que se lo tomaban como una carrera. Una cosa era ir corriendo para mejorar tu forma física y otra competir con el resto de peregrinos para ver quién tenía más resistencia y quién alcanzaba antes el monolito del kilómetro cero en Finisterre.

Entendía que una persona mayor o con alguna dificultad para andar encargara a un taxi transportarle la mochila y caminar solo con lo más imprescindible, pero que una persona robusta se empeñase en adelantarme cada vez que, por un casual, la adelantaba yo, me parecía de tontos a niveles desconocidos.

Para mí no era una competición ni mucho menos.

Esa pareja me adelantó en un par de ocasiones y yo, cada vez que lo hacía, me encogía de hombros y seguía caminando a mi parsimonioso paso observando el paisaje, riéndome para mis adentros de lo vacíos que se debían de sentir por darle valor al hecho de creerse superiores frente a otro ser humano.

© Sara Levesque 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.