¿Se puede vivir de la escritura?

¿Se puede vivir de la escritura?

¡Advertencia a las personas que se ofenden inmediatamente!

Este NO es un texto para despreciar a nadie. Solo se trata de una reflexión que comparto desde mi punto de vista.

Si te ofendes, deja de comer ajos y sigue leyendo. Verás cómo, en realidad, no estoy cargando contra ti.

¿Se puede vivir de la escritura?

No se sabe.

Hay quien piensa que sí.

Hay quien ha nacido en una cuna de oro y le basta con pedir un bolígrafo de diamantes para escribir sobre papeles morados.

Hay quien es tan sumamente cabezota que apuesta todas sus cartas e hipoteca cada gota de aliento de su vida hasta que lo consigue. Con un pie en la tumba y la lápida como escritorio, pero lo consigue.

Hay quien siente miedo de llevarle la contraria al rebaño y, tras dar dos pasos y tropezarse cuatro veces, se limpia las lágrimas con la toalla y la abandona junto a sus sueños.

Hay quien se conforma con pagar religiosamente por tener cada año su libro publicado y sobrevivir a base del sueldo de su trabajo «normal».

Hay quien escribe y escribe pero jamás lo muestra al mundo.

Y así, miles de posibilidades más.

Entonces: ¿Se puede vivir de la escritura?

No se sabe hasta que se intenta.

Supongo que es una pregunta sin respuesta o una pregunta con un millón de respuestas…

© Sara Levesque 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.