Motivación

Motivación

Tengo un motivo por el que luchar esta cuarentena. Una razón por la que soportar esta angustia merece la pena.

No es mi Escritura, tan esencial para mí desde que cumplí la treintena.

No es el deseo de volver a olvidarme del tiempo retozando en un pacífico jardín de lilas y azucenas.

No son las ganas de saborear una vez más el atardecer desde una ventana abierta a la Vida, abrazada a una infusión de hierbabuena.

No es por ser consciente de que después de esta condena no volveré a permitir que mi cobardía aprisione mis deseos con sus recias cadenas.

No es porque observe el mañana y el tono esperanza haya derrotado a la incertidumbre vestida de color gangrena.

Tampoco es porque ya no sienta tanta vergüenza al llorar, aunque sea en la oscuridad, como una magdalena, ni porque me mire al espejo y descubra una Mujer luchadora, tenaz y de sonrisa plena.

Mi motivación es volver a verte, preciosa Mujer, porque me encanta sentir tus latidos corriendo a diario por mis venas.

© Sara Levesque 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .