Abrazo eterno

Abrazo eterno

Tu abrazo eterno e interminable dejó impreso en mí su huella imborrable. Después de él, te regalé un perpetuo beso en la mejilla de lo más confiable; tú solo me miraste, querías ser amable. Dame una pista fiable, un «sí», un «no» o algo palpable, que se me atropellan los latidos por tu contradicción tan inestable.

Me pareces una mujer adorable, pero no te ansío como mi nueva Musa narrable. Eso podría ser pasable, solo que tú vas un paso más allá porque tu ternura es admirable. No deseo que esto que ha nacido entre nosotras se convierta en algo razonable. Por probar tus besos vivo en una constante codicia insaciable que me arroja todo su peso y me rebana la esperanza con su más tajante sable.

Por eso admiro tanto nuestro abrazo eterno, inmutable. Así puedo soportar tu ausencia sin sentirme una miserable.

© Sara Levesque 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .