Si no me crees, mírate al espejo

si no me crees...

Si no me crees, mírate al espejo

Eres un cielo. El firmamento al que todos los que te conocemos ansiamos alzar el vuelo. No te buscamos con ahínco porque seamos unos obsesos ni de tu círculo cercano experimentemos celos, sino porque nos haces sentir tan bien que la existencia sin ti nos es tan desierta como el hielo.

Eres un Amor. Así te lo digo, sin pudor. Lo sé porque, cuando te acercas a mi pavor, mi Corazón se vuelve un luchador y es capaz de ganarle cualquier batalla al momento más aterrador. Solo con tu presencia deja de sentirse un perdedor.

Eres un Sol. Y no lo digo solo porque tu pelo sea del mismo color ni tu sonrisa brille en todo su esplendor. Lo digo porque desprendes una energía tan feroz que dan ganas de bailar a tu lado y perder el control.

Eres un Ángel de tersura bondadosa. La pena más dolorosa junto a ti acaba transformada en una lluviosa risa jubilosa. Cualquier payasada que sueltes me resulta graciosa. Dicen que los Ángeles no tienen sexo pero tu cercanía me invita a abrazarte y querer conocer tu más oculto secreto, si por las noches o a la hora de la siesta te vuelves una fiera lujuriosa.

Porque tu esencia es bien valiosa, porque eres una gran Mujer afectuosa y por mucho más te considero tan maravillosa.

© Sara Levesque 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .