Tú fuiste mi mejor error

tú fuiste mi mejor error

Tú fuiste mi mejor error

A veces amarte es como tocar una guitarra con los dientes, de cuánto me desquicias los nervios. Otras, eres el salto en que he caído de pie.

A veces creo que me dejo guiar demasiado por una única palabra bonita. Después, cuando tu prolongado silencio es lo que más te escucho recitar, siento tanta tristeza que lloro una lluvia afónica que me seca la esperanza por sentir de nuevo algo de tu calor. Mis lágrimas forman en el suelo —o sobre mis rodillas— un charco con la silueta de tu rostro y me zambullo en él para tratar de ahogarme y acabar con el tormento de guardar silencio, sin dejar de repetirme que es más que probable que a ti no te importe lo más mínimo que nade en un bucle difuminado en el que lo único claro es tu recuerdo mirando para otro lado.

Sin duda, tú fuiste mi mejor error.

© Sara Levesque 2020

2 pensamientos en “Tú fuiste mi mejor error

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .