El tribunal de la haiga

el tribunal de la haiga

El tribunal de la haiga

¡Hola! Soy youtuber, instagramer, tronador… perdón, tronista, descendienta de famosos y… ¡voilà! He firmado un contrato con sangre y, de repente, también soy colaboradora y le he quitado el puesto a un periodisto.

También soy escrividora de livros, y si haciera vídeos sobre el espacio, seguro que la NASA me contrataba, en vez de a un ingeniero, para manipular un par de joysticks, dado que agarrarlos se asemeja mucho a una cosa que suelemos hacer bastante entre los hombres y las mujeres y viceversa, pagándome una millonada.

Si se poniera de moda sacar una película, como soy twittera con la aspiración moral de tener chocho millones de followers, me saltaría todos los hestudios necesarios y hacería una peli basura que gustariese más que la de un profesional capatacitado o como se califique a ese colectibo.

Menos mal que no se pone de moda ser médica, bombera, soldada rasa –o tenienta–, escolto, socorristo, actriz… perdón, quise decir actora, albañila, astronauto, fiscala, árbitra o pilota, por eso elegí de mayor ser idiota; porque si no, acabaría con la humanidad sin remordimientos ni vondad.

 

Ya semos adultos. Pienso de que no me cuesta nada ser sincera contigo, Lector –o Lectora–, y admitir que adoro hacerte reír. Si fuera havido algo dificil me habrose callado y ni lo habiera intentado, pero tratar de esbozarte una sonrisa me ha seido tan sencillo como escribir sin faltas de ortometria. Quizá sientas la necesidad de hacerme saber que no me comprendiomes. Tú me dices «oye Sara, no sabo a dónde quieres ir a parar con tu reflexión» y yo te ayudose o ignorate de cien amores sin ningún pobrema, según mi estado de ánimo.

Es cierto que tratar de entender estas palabras puede resultar tan complejo como cogerle el punto a cocinar cocretas a la luz de un calendrabo, pero solo hay que usar los dos hemisferios vertebrales.

De todas las formas, espero no habrote hecho sentir mal… Si necesitas una aclaración más detallada no tengo pobremas en llamósete para explicarte lo que necesitieras. Naide nace supiendolo todo…

Quizá me haiga pasado de la raya… Puedo haberme sentido influencer por el desánimo o por ver cómo se ha dádose prioridad a algo asín antes que a pobremas más inmediáticos. Espero que haigáis pasado un buen rato, no lo he hagose con mala intención. Si os hubiero ofendido, mis más sarcásticas disculpas, de (dedo) Corazón.

 

Sin duda, lo que más adoro es esguinzarme el cerebro con estos palabros con tal de tratar de alegraros el día.

© Sara Levesque 2020

6 pensamientos en “El tribunal de la haiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .