Cuando nos conocimos

cuando nos conocimos

Cuando nos conocimos

Hoy tengo que escribir(te) sí o sí.

Tal día como hoy te conocí. Había mucha gente en el evento al que ambas estábamos invitadas, yo diría que unas cincuenta personas y mi miedo escénico aseguraría que eran mil.

Entre la agónica multitud, tú brillabas como si transportaras en tus ojos un perpetuo candil. Me miraste sonriendo y yo pensé que mi cara de susto por tener que recitar ante tan numeroso público era lo que te hacía sonreír.

Alumbraste las tinieblas de mi espanto con tu dulce voz nada varonil. Firme como el marfil, tu interpretación y ojeadas esporádicas hacia mí fueron calmando mis nervios de manera muy sutil. No imaginas hasta qué punto te lo agradecí.

Lo más probable es que lo hayas borrado de tu mente y, a lo mejor, ni siquiera te interesa al mismo nivel que a mí que nos conocimos hace un año tal día como hoy, 26 de abril.

© Sara Levesque 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .