Te echo de menos

te echo de menos...

Te echo de menos

Te echo de menos…

No me preguntes de dónde nace ni por qué te siento de ese modo cuando solo nos hemos visto tres veces. No tengo respuestas. Solo sé que te echo de menos.

Evita escudarte en múltiples tareas y en que estás tan ocupada que has elevado tus días al cuadrado, porque yo te desvelaré que, en realidad, los estás elevando al cubo de la basura, y ahí es donde quiero arrojar todas las excusas para poder volver a verte y dejar de echarte de menos.

Te echo de menos por completo. Dos vistazos a las tres de la tarde fueron suficientes como para saberlo. En el primero, te vi el Corazón; en el otro, descubrí que tu Alma se sabe arrancar el caparazón. No necesito más para saber que antes de regresar a casa ya te echaba de menos.

Todos tus silencios ensordecen los latidos de mis versos. Aun así, ¡qué hermoso resulta echarte de menos!

© Sara Levesque 2020

4 pensamientos en “Te echo de menos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.