Tú y yo

tú y yo

Tú y yo

Me asusta que esta Vida no guarde significado si estás en el lado más alejado. Te propongo un juego un poco chalado. En vez de que el mundo nos haga el vacío con nuestro pasado, seamos nosotras las solitarias antes de que la única solución sea darlo todo por sentado y saltar desde el tejado.

La llama de esa vela que aún no se ha apagado, una copa de vino tono morado, el ruido de la ciudad silenciado, tu Corazón coloreado… Hoy te miro y siento que ya no eres la soga de un ahorcado. Si nuestro empeño de ignorarnos se ha truncado, permite que me acerque hasta tus labios engalanados. Los míos ya no están cerrados, los tuyos tampoco –te lo he notado–.

Antes de que el mundo nos deje con los cuerpos muertos y tirados, démonos la oportunidad que, desde el silencio, siempre hemos implorado. Descubramos por Madrid nuevos pasos alocados aunque la Vida tenga el cielo nublado. No sufras por lo que no has alcanzado, sujeta mi mano y aparca tus pensamientos desconfiados. Solas tú y yo podemos conseguirlo hasta en los momentos más encapotados.

© Sara Levesque 2019

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.