Solicitud de asilo

solicitud de asilo

Solicitud de asilo

Después de descifrar el mensaje que florecía tras la misteriosa runa Berkana, he empezado a buscar un nuevo hogar para mis hijos. Los quiero como si estuviera cegada por tanto bondadoso Amor de Madre y no soporto verles perdiendo el tiempo.

Es una tarea compleja. El espacio ideal es igual de escurridizo que una Salamandra. He mandado decenas de solicitudes, encabezadas por un colorido y compacto Anagrama y así no pecar de poco original. No me importa si es en España, en Valparaíso o en cualquier lugar del Planeta. Para el asilo en el extranjero quizá deba preguntarle a Frida “querida, Mueve Tu Lengua para revelarme un acogedor lugar donde residan mis pequeños”. Les podría pedir consejo también a todos mis amigos antes de dar un Malpaso, no vaya a ser que se me extravíe para siempre el Papel y boli y no pueda tener más descendencia.

De momento, mientras dure la búsqueda, seguiré criando a más retoños desde mi Sexto Piso o en algún viaje secreto a mi amada Antártida, a ese pacífico lugar que es una casa aleatoria de pingüinos –o, como se dice en inglés, Penguin Random House–.

Aunque existe un sinfín de emplazamientos en el mundo, nadie va a echar por Tierra mi empeño de encontrar la vivienda ideal, por muy cuesta arriba que se me ponga la Vida, por muchos grados de Desnivel que enmarañen este camino. Al final del opaco recorrido siempre existe una luz, siempre existe Lumen. No solo para mí… Para todos.

© Sara Levesque 2019

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.