El verbo equivocado

el verbo equivocado

El verbo equivocado

Cierra los ojos y abre los oídos para que me escuches bien. A mí no me engañas aunque a ti sí. No es “no puedo”, es “no quiero” o “no me atrevo”. Tú puedes con todo lo que te propongas y lo que no. Con esa idea loca que surge en tu cabeza pero, en realidad, nace en tu Corazón. Porque seamos realistas: nuestro Amor por la Vida y entre nosotras despertará muchas envidias  que intentarán echar por tierra nuestras ganas de avanzar. Sobre todo la gente más cercana, esa que se convierte en el enemigo en casa. Querrán amarrarte las Alas “por tu bien”, haciéndote más mal que otra cosa. No impedirán que crezcas, pero querrán que lo hagas a su manera.

Eso está lleno de verbos equivocados. No querrán que tus Alas vuelen a tu gusto pero, lo que ellos no saben, es que naciste con ellas y es el fragmento de tu Alma más robusto.

© Sara Levesque 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .