Empecé

empecé

Empecé

Empecé a traficar con tinta, amputándome la astucia.

Empecé a esparcir mis letras por tierra sucia.

Empecé a preocuparme en exceso por minucias.

Empecé a cuidar con precaución lo que escribo y eso no me gusta.

Empecé a prestar atención a consejos tan reales como la más férrea de las fustas.

Empecé a terminar de castigarme por recelo a la censura; algo que asusta.

Empecé a retraer mi faceta más adusta.

Empecé a errar mucho hasta tropezar con el camino que más se me ajusta.

Empecé a reflexionar sobre viejos disparates ignorando si a alguien le disgusta.

Surgiendo del fango que más se incrusta, ese de espesura injusta, Empecé a sentirme más robusta.

© Sara Levesque 2019

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.