Celos

celos

Celos

Creo que no soy celosa. Solo siento envidia del viento cuando te alienta con sus rizos y se enreda allí donde mis dedos te recitaban poemas escurridizos. También de la lluvia, porque es infinita y adoras sentirla cerquita cuando sales de paseo bajo su mantita; porque hasta su frío hace entrar en calor los latidos de tu Corazón, Bonita. Tal vez sienta recelo de las flores, esas que dedican el día a buscar el calor del Sol para fortalecer sus colores, y cuando pasas a su lado se giran hacia ti para bañarse con tu brillo singular que cicatriza sus dolores. Quizá me de pelusa la tierra que acoge tu cuerpo cuando descansas sobre ella, trotando descalza como si imitaras la danza previa a una guerra, un combate donde solo cabe tanta bondad como estrellas, bailando como si enterraras para siempre aquello que te encierra.

 

Prefiero ser celosa y moverme, combinando mis dudas en prosa aun a riesgo de perderme, aprendiendo gustosa de aquello que intente romperme, en vez de permanecer llorosa de tanto esconderme.

© Sara Levesque 2019

3 pensamientos en “Celos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .