Lánzate a la Vida

lánzate a la Vida

Lánzate a la Vida

Tienes que lanzarte. ¡Lánzate a la Vida, sin más! Empieza a mostrar todo lo que tienes ahí dentro, que guardas mucho para entregar. Poco a poco se van perdiendo los miedos nerviosos, y los nervios miedosos. Pero ojalá esos nervios nunca se olviden del todo. Los nervios son ricos, son buenos, son necesarios. Son empuje, son garra, son despertares.

¿Te imaginas que hiciéramos todo tipo de cosas y no sintiéramos nervios? Qué aburrida sería la Vida, ¿no? ¿Te imaginas que, al verla, las mariposas no me apuñalasen con sus cosquillas mi estómago?

¡Concéntrate, Lector! Es agradable sentir nervios y ese sudor frío que te calienta la sangre en el escenario, en el recital, en la exposición, en la presentación… Los nervios nunca se van a extraviar, solo hay que aprender a dominarlos. Y la única manera de convivir con ellos es ir conociéndote a ti mismo. Es lanzándote. Lanzándote a la Vida. Zambulléndote en esa Vida que te está esperando con los brazos abiertos, y no precisamente para dejarte resbalar.

No tengas miedo a soñar. Solo teme el dejar oportunidades pasar.

© Sara Levesque 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .