Vivir, como se pueda

vivir, como se pueda

Mi juventud huele a jungla de cemento,

mi vejez a proyectos e ideales.

Mi presente es de balsámico aliento,

y mi ruta erigida de perfumes florales.

 

Floreciendo en entretiempo libertad y frescura,

y un lozano aroma a coco en verano.

El de setas y castañas en otoño es mesura,

en la vejez de Pascua, el musgo está cercano.

 

Unión de olores, la ilusión de un ermitaño,

para caminar en solitario su senda tejida.

Dispuesto a recorrer distintos rumbos todo el año,

y subir la misma montaña toda la vida.

 

© Sara Levesque 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .