Horizonte

horizonte

No sé qué coño se te ha perdido tan lejos de mí. ¿Por qué tuviste que buscar un horizonte que no te buscaba a ti? Yo ando por el mismo recuerdo de siempre, arruinada sin tu voz, llena de silencio. Me escuece hasta fingir. Me duele incluso reír.

Quiero que nos comamos a besos, respirarnos curándonos de la ausencia que tan marcada se queda. Recetar mimos para las heridas que sin querer nos abrimos, que respondieras a todas mis carantoñas que siempre llevaban tu nombre.

Eres una pena que no para de sangrar. Se me cae la vida dentro de cada lágrima siempre que miro el horizonte. Un horizonte que a ti te atrapa y a mí no me llama.

 

© Sara Levesque 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s