De abismo en abismo

de abismo en abismo

Siempre tengo muy presente tu boca, que nunca he acariciado. Me obsesiono y la idealizo sin remedio. Cuando pienso en ella me toco con el corazón los filos de mis labios. Lo bueno es que tú tampoco alcanzaste la mía, y eso lo hace todo más soportable.

Aunque me duele reconocerlo a destiempo, te quería. Y aunque es de lo más inoportuno, traigo cada madrugada tu sonrisa hasta mi cama para ser capaz de soportar los lunes por la mañana, los viernes que no vienes y los domingos que no compartes conmigo.

Afirmo que ya no sufro por ti pero la procesión va por dentro. En ese abismo me asesina tu recuerdo sin pararse a pensar que sus acciones están mal.

 

© Sara Levesque 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s