Soy una embustera

soy una embustera

Le digo que soy solo suya. Que no hay otra como ella. Pero es una mentira. Porque soy una embustera. Sí que hay otra.

Tú, siempre tú. Tan invisible, tan intangible, tan inaccesible como sostener un pensamiento con las manos. Eres tú, con la maldición de tu belleza, que me sigues volviendo loca y haces que me distraiga.

Tú, mi musa confusa, que sigues rondando por aquí dentro, viajando desde mi corazón a la mente, y vuelta al corazón. En un vaivén constante sin rumbo fijo. Tú, que me haces ser tan falsa que incluso mi reflejo en el espejo me desprecia y no quiere mirarme más. Tan embustera que hasta tengo el nombre del revés.

En eso me he convertido, en una habitante más del infierno del mentiroso.

 

© Sara Levesque 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s