Oídos sordos

oídos sordos

Cuando no sé de ti, a veces me gana mi lado suicida, pero solo con intención de matarme los miedos, los “es que” y los “pero…”, en caso de que regreses a mis días.

Y yo no volveré a quedarme muda de asombro, paralizada de terror, ante tu mirada brillante. Me armaré de valor para sincerarme contigo, aunque me suponga acabar con los pies por delante.

 

© Sara Levesque 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s