Voracidad

voracidad relato corto

–¿Qué te pasa? Estás como embobada –le pregunté con una sonrisa pícara.

–Nada –hizo un aspaviento–, que me encanta el cambio que te has decidido a dar. No lo abandones –me observaba casi sin parpadear. Estaba abstraída y no parecía tener prisa por salir del trance.

–No me mires así o acabaré saltando sobre ti para devorarte.

–Quizá… me apetezca que nos devoremos un poquito. Hasta detener el tiempo y solo existir las dos.

Así ocurrió. Nos devoramos mutuamente y el tiempo, envidioso, no pudo evitar pararse a observarnos.

 

© Sara Levesque 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s